Después de revisar la experiencia de la dolarización hasta el 2002, el autor responde las más comunes inquietudes sobre la sostenibilidad de la dolarización, y propone pasos para mejorar el funcionamiento de 2 partes de la economía: el sistema monetario y las finanzas del gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *