Evolución y composición del tamaño del Estado ecuatoriano

Evolución y composición del tamaño del Estado ecuatoriano

El Estado Obeso es insaciable e ineficiente
Por Byron Patricio Mora (*)

Para tener una visión más profunda sobre la evolución y composición del tamaño del Estado en Ecuador, a más del número de funcionarios, y de su masa salarial, es imprescindible considerar cómo están agrupados y cuál es el verdadero peso por actividad. Es por ello que he realizado un cuadro estadístico, usando datos obtenidos del Observatorio de la Política Fiscal (OPF),[i] en el que se presentan los tres grupos más representativos del presupuesto general del Estado, agrupados por su actividad, ya que representan el 84% del total de servidores públicos y el 83 % de la masa salarial.

Un grupo comprende 47 instituciones relacionadas a la educación tales como: Ministerio de Educación, consejos académicos, universidades, institutos, etc. El segundo grupo está compuesto por 15 instituciones dedicadas a la seguridad pública interna y externa, agrupando tanto Policía Nacional, como al Ejército con sus instituciones propias de salud, educación, aviación, ministerios y demás. El tercer grupo engloba a 6 instituciones que guardan directa relación con la salud pública.

A continuación, se detallan dos tablas que reflejan la información mencionada previamente y, además, contrasta la información de 2018 y 2019.  En la misma línea, se replica un análisis efectuado por el Director Ejecutivo del OPF, el economista Jaime Carrera, y se termina con una interpretación adicional de los datos.

Como se observa en las tablas adjuntas, al mes de diciembre de 2019 se redujo en 13.076 el número de funcionarios con respecto al 2018. Por su parte, el pago total de la masa salarial en el 2019 fue de $9.975 millones, mientras los ingresos efectivos a la caja pública por impuesto a la renta fueron $4.387 millones y por IVA $6.242 millones; es decir, los principales impuestos que paga toda la sociedad se utilizan para cubrir los sueldos públicos.[i]

Según el economista Carrera, entre 2006 y 2019 la población del país aumentó 23,6 %, mientras la burocracia incrementó en un 64,2 % (pasó de 303.897 a 499.004 funcionarios).[ii] Tal como explicaba Carrera hace algunos años, este crecimiento se dio por una combinación de factores: el aumento de la burocracia, la creación de nuevas instituciones públicas y el incremento de los sueldos.[iii] Estos datos nos permiten dimensionar el porqué de los constantes déficits fiscales que enfrenta el país.   

Ahora bien, retomando el análisis del peso de las instituciones del Estado por servidor público y por masa salarial, se llega a la conclusión de que la educación está representada por 47 instituciones, las cuales reportan el 45% de los servidores públicos y el 39% de la masa salarial; le sigue en importancia la policía y el ejército con 15 instituciones, que representan el 23% de servidores públicos y el 27% de masa salarial, convirtiéndose en el ente del Estado en el que existe mejor remuneración promedio anual por servidor público. El tridente termina con la salud que cuenta con 6 instituciones, y representa el 16% del peso por servidor público y una masa salarial del 17%. En ambos periodos 2018-2019 se han mantenido los porcentajes sin variaciones significativas.

La Educación es, en consecuencia, la actividad de mayor relevancia en el país con el 45% de servidores públicos; en tanto, la Policía y el Ejército presentan la mayor masa salarial y mejor sueldo en promedio.

Mi opinión y recomendación sobre el tema: es necesario aprovechar de mejor manera los recursos que se destinan al sector de la educación, en especial el capital humano con el que se cuenta, de manera que se pueda elaborar un mejor producto intermedio, reflejado en la excelencia académica de los estudiantes, y así obtener un producto final que serían profesionales graduados de alto nivel académico con lo cual se beneficiaría la masa laboral del país al contar con personal cualificado, eficiente y productivo.

Termino con una reflexión de mi autoría: “No debería ser considerado servidor público aquel, que espera, que cada mes su sueldo llegue a su cuenta, sin justificar si en realidad su trabajo es productivo”.

(*) Estudiante Avanzado de Economía de la Universidad Tecnológica Estatal de Quevedo, Ecuador y Coordinador Local de Estudiantes por la Libertad. Las ideas y análisis expresados en el presente artículo son responsabilidad absoluta de su autor.

[i] Jaime Carrera, “Aquí están las pruebas del Estado obeso”, 4Pelagatos. 12 de marzo del 2020. Ver: https://4pelagatos.com/2020/03/12/aqui-estan-las-pruebas-del-estado-obeso/

[ii] Ibíd.

[iii] El Universo, “El Estado crece y el gasto en sueldos de la burocracia se duplica”. 16 de septiembre del 2012. Ver: https://www.eluniverso.com/2012/09/16/1/1355/estado-crece-gasto-sueldos-burocracia-duplica.html

[i] Observatorio de la Política Fiscal (2020). Estudios y Análisis del OPF. Ver: https://observatoriofiscal.org/estudios-y-analisis-del-opf/