La importancia de una moneda sana para la paz