Libertad y prosperidad

Libertad y prosperidad

Pablo Lucio Paredes (*)
pabloluc@uio.satnet.net

Debemos tomar un mejor rumbo futuro, y es responsabilidad de todos impulsarlo (políticos, líderes, ciudadanos), basados en propuestas serias y abiertas a debate. Propuestas con las que no estaremos todos de acuerdo, pero debemos procesarlas con espíritu abierto (intentando entender por qué otros piensan de otra manera) y polemizando (defendiendo posiciones de manera decidida pero respetuosa). Por eso hemos impulsado el Foro Libertad y Prosperidad, convencidos de que la libertad es el primer paso que lleva hacia una mejor vida personal y de grupo. ¿Libertad? Como dice McCloskey (tomo cita de mi último libro): “… no es la capacidad de hacer lo que quiera, sino la condición de poder decir no a otro: no aceptaré tu oferta de trabajo, no serviré en tu fuerza policial, no seré tu juguete sexual”. Concepto fuerte que se aplica en todos los niveles sociales y en todo momento: poder decidir qué hago y cómo lo hago, respetando a los demás.

Este foro agrupa personas de alto valor; resalto a Dora de Ampuero y Franklin López, padre y madre de la dolarización (la otra madre es Joyce de Ginatta), que ya aportaron algo muy importante con empuje… El grupo propone cinco temas.

1. Reducir y readecuar el Estado. Tiene cosas importantes que hacer (salud, educación para los que menos tienen, y seguridad), pero bajo un criterio básico: ser eficaz y enfocarse en las actividades más productivas (social, económica e institucionalmente) para la sociedad, y si es posible ejecutarlo con participación de otras organizaciones sociales. El sistema tributario debe ser simple, y de menor carga, a través de impuesto a la renta e IVA.

2. Reforma laboral con la creación de formas voluntarias de trabajo que no violenten derechos individuales. Facilitar contratación y desvinculación; salarios temporales por debajo del mínimo para personas sin experiencia, y jornadas flexibles; salario mínimo con base en productividad y contratos que sean justos para ambas partes y bajo un sistema judicial de arbitraje (esencial).

3. Para la jubilación, necesitamos un sistema de capitalización individual con solidaridad (vía impuestos), donde los trabajadores elijan quién administra sus ahorros de manera competitiva. Los trabajadores –salvo aquellos muy cercanos a la jubilación– tendrían un periodo para elegir entre el sistema antiguo y el nuevo. Respecto de salud, mismo concepto: que el actual aporte pueda dirigirse hacia empresas especializadas en medicina prepagada o seguros.

4. Internacionalización del sistema financiero. Ecuador se puede convertir en un centro financiero internacional, para lo cual es necesario simplificar las regulaciones financieras, eliminar toda restricción e impuestos sobre los movimientos de capitales y permitir que las instituciones financieras puedan operar dentro y fuera del país. Es la mejor manera de tener tasas de interés y crédito más amplio.

5. Abrirnos al mundo. Hay más oportunidades que riesgos (sí existen), como sabemos de nuestra diaria experiencia personal o empresarial. Firmar acuerdos comerciales con los principales socios, como EE. UU. y la Alianza del Pacífico, y bajar aranceles. No hay nada mejor para los consumidores, y para generar calidad y competencia en los productores. ¡Camino abierto al debate! (O)

(*) Analista económico y político. Miembro del Foro Libertad y Prosperidad. Artículo originalmente publicado en Diario El Universo el 08/08/2020