La democracia en peligro

23/01/2018
Guillermo Arosemena

 

Por siglos, Estados Unidos ha sido faro de libertad, referente de democracia para el mundo. Vicente Rocafuerte, gran admirador de los padres de la patria de ese país, tradujo al español su Constitución por considerarla “verdadero decálogo político”; con sus propios recursos financió la impresión y regaló el tiraje a sus colegas independentistas de la América española para ser repartido. Lo mismo con obras como Sentido común de Thomas Paine. En su libro Ideas necesarias a todo pueblo americano que quiere ser libre, Rocafuerte escribió: “¿Y en dónde puedo encontrar recuerdos más sublimes, lecciones más heroicas, más dignas de imitación, y ejemplos más análogos a nuestra situación política, que en esta famosa Filadelfia?”. Admiró a Washington, Jefferson, etc.

La referencia histórica es válida por lo que está sucediendo en EE. UU., donde Donald Trump se ha convertido en auténtico populista latinoamericano; su conducta causa alarma, incluso dentro del Partido Republicano. Días atrás, Jeff Flake, senador de Arizona, comentó que 2017 había sido el año en que la prensa había sido atacada como nunca antes y era vergonzoso que Trump se exprese al estilo de la Unión Soviética de Stalin. Agregó: “La prensa libre es la enemiga del déspota, lo que la hace guardiana de la democracia”. Para Flake, Trump al insultar a la prensa por publicar la verdad, causa sospecha. Flake expresa enorme preocupación por las implicaciones que hay en el exterior, donde varios tiranos han ensalzado la retórica de Trump: “...el presidente ha usado expresiones despóticas y ha hecho que dictadores y autoritarios usen su lenguaje”. Uno de ellos, Bashar al Asad de Siria. El populismo se está regando en todo el mundo haciendo que el Índice de Libertad publicado por Freedom House tenga un deterioro persistente.

A los dictadores solo les interesa su “verdad”, no tienen vergüenza en mentir ni contradecirse. Afortunadamente, la institucionalidad estadounidense evita que los populistas tomen acciones contra la prensa, fuera del insulto. Trump no puede apresar, ni multar, ni exigir disculpas a quien dice la verdad.

*Este artículo fue originalmente publicado en Expreso

Últimas Opinones
¿Qué futuro nos espera?

Guillermo Arosemena propone que cada uno de los ecuatorianos debería preguntarse si quiere que el país sea diferente sin necesariamente recurrir a su pasado.

Época de reparaciones

José Javier Villamarín establece que el fenómeno de la corrupción, por ser una actividad fuera de la ley, es apenas medible cuantitativamente. 

La extinción del Homo economicus

Francisco Zalles aseguró que toda acción humana requiere la toma de decisiones. El tiempo, la energía y el capital son recursos limitados y por eso debemos ser selectivos en cuanto a cómo utilizarlos.

La adicción al gasto

Paola Ycaza Oneto cuando la bonanza petrolera llegó a su fin el Gobierno no tuvo reparo en decir que la crisis fiscal que se vivió inmediatamente después no era un problema de exceso de gastos sino de falta de ingresos.