Decálogo del Feminismo Liberal*

*Nota editorial: Marzo es por convención global el Mes de la Mujer y sus reivindicaciones ciudadanas, más que de género son a nuestro entender de conquistas históricas individuales, que trascienden una efemérides. En el mundo de las ideas liberales son muchas las distinguidas y para el Instituto Ecuatoriano de Economía Política un privilegio poder ser tribuna a través de este espacio especular de alguna de ellas. Por tanto no deja de ser esclarecedor revisar los postulados centrales de esta corriente y que ha sabido recoger la Fundación para el Progreso de Chile en un "Decálogo", a partir de ideas defendidas por Anna Muzychuk, Camille Paglia, María Blanco y Lucía Santa Cruz, entre otras, a continuación compartidas:

Objetivo del Décalogo: "Con el ánimo de contribuir al debate público, este decálogo expone parte de los fundamentos del feminismo liberal, de modo de recuperar su sentido originario y evitar que sea capturado por una mirada victimista, intolerante y anticientífica de efectos perjudiciales para la convivencia social y el bienestar de las mujeres.

1. El feminismo liberal considera que mujeres y hombres son igualmente dignos

Toda persona merece respeto por el solo hecho de serlo, independiente de su sexo, condición o convicciones.

«Dignidad es hacerse valer como persona, tener respeto hacia uno mismo y hacia los demás y no dejar que te humillen ni degraden. Por lo tanto, sí, feminismo y dignidad siempre van de la mano»

Anna Muzychuk

2. El feminismo liberal cree en el entendimiento y la complementariedad de hombres y mujeres y es contrario a la idea de “lucha de géneros”. La sociedad no es un espacio de confrontación entre grupos, tampoco de dominación o lucha de géneros, sino de cooperación libre y voluntaria.

«El problema del feminismo es que no representa a un amplísimo sector de las mujeres. Por eso se ha centrado en la ideología y en la retórica anti masculina en lugar de hacerlo en el análisis objetivo de los datos, de la psicología humana y el significado de la vida» Camille Paglia

3. El feminismo liberal fomenta una cultura de autonomía y responsabilidad por sobre una cultura de la victimización

La victimización, como cultura de atribuir todas las responsabilidades a otros, es el mayor obstáculo para superar problemas. Victimizarse es la mejor manera de encadenarse y no avanzar.

«Las leyendas mitológicas griegas nos muestran mujeres que no se detienen cuando intentan ser frenadas y no se victimizan a pesar de ser víctimas. Se sobreponen, manejan las riendas de su camino y (…) se hacen cargo de las consecuencias (…) La Afrodita del siglo XXI se ha cubierto con velo, máscaras, mentiras políticas y excusas que más bien confunden que aclaran. (…) Afrodita, sin todas esas máscaras, es la mujer libre que toma decisiones sin complejos, consciente de las piedras del camino, pero segura de su propio potencial» María Blanco

4. El feminismo liberal rechaza la violencia en todas sus formas

Toda persona puede hacer lo que desee siempre que no ejerza o amenace con iniciar la violencia contra otras personas o su propiedad.

«Debo dejar claro que no estoy negando la violencia ejercida contra la mujer, ni la justifico. Pero tampoco justifico la violencia ejercida por la mujer hacia otros: hombres, niños, ancianos, familiares u otras mujeres. (…) ¿Luchamos contra la violencia en general o contra la violencia hacia un sector de la población? La violencia se lleva dentro y, además, se aprende. Las campañas que criminalizan a unos o a otros no valen de nada porque se trata, por un lado, de concientizar a toda la población y, por otro, de ofrecer alternativas» María Blanco

5. El feminismo liberal anhela la justicia sin privilegios y la igualdad ante la ley de todos los individuos

La discriminación positiva genera una falsa sensación de justicia y desconoce la igual dignidad de todos los seres humanos. Esto atenta contra el principio de igualdad ante la ley, ya que el estado establece, arbitrariamente, categorías de ciudadanos.

«Yo me opongo a las protecciones especiales para la mujer, como cupos de trabajo o procedimientos particulares que favorecen solo a mujeres durante las demandas de agresión sexual. Yo quiero igualdad total ante la ley. Desde mi punto de vista, estas protecciones especiales infantilizan a la mujer (…) las mujeres no deben retroceder a un pasado pre feminista para convertirse en sujetos pasivos del Estado» Camille Paglia

6. El feminismo liberal cree que la identidad y derechos son individuales, no colectivos

La identidad de una persona no se reduce a una sola categoría de análisis como lo es el género, la clase, la condición sexual u orientación política. Hay visiones del feminismo que reducen a las mujeres solo a su género dejando fuera las múltiples dimensiones que tiene cada ser humano.

«Se trata de analizar desde una sola categoría de análisis (género) la totalidad de las relaciones entre hombres y mujeres. Y la identidad es mía, yo no soy parte de un colectivo que se llama género. Yo soy yo. Yo soy historiadora, chilena, mamá. Las identidades son complejas, son propias y son individuales» Lucía Santa Cruz

7. El feminismo liberal promueve que cada mujer como individuo sea libre de perseguir sus proyectos de vida

La mujer debe desplegar su singularidad en todos los ámbitos que ella decida, sin impedimentos arbitrarios por parte de otros, y respetando idéntico derecho a los demás.

«Las verdaderas feministas aplauden cualquier elección pacífica que una mujer adulta desee hacer con su cuerpo, desde ama de casa a directora general, desde corista a abogada de derechos civiles (…) Desafortunadamente, para el feminismo convencional, cuando hay un choque entre la elección de una mujer y sus puntos de vista ideológicos, la ideología gana» Wendy McElroy

8. El feminismo liberal sostiene que el libre mercado es el mejor aliado para la emancipación de la mujer

El libre mercado ha sido el sistema que más ha favorecido la liberación de las fuerzas productivas y creativas de las mujeres y de la sociedad en general, para que puedan progresar y desarrollarse en la medida que quieran.

«El mercado que defiendo ha sido el gran liberador de las mujeres (y de los esclavos y de los pobres y de las minorías religiosas y de las minorías sexuales)» Deirdre McCloskey

9. El feminismo liberal reconoce el valor de la evidencia científica para comprender las diferencias entre hombres y mujeres

Las diferencias sociales intrínsecas y espontáneas que se dan a nivel de género han sido estudiadas tanto por la antropología, la psicología y las ciencias biológicas. Aunque el feminismo liberal reconoce que la biología y la cultura influyen en el actuar de los individuos, éste rechaza todo tipo de determinismo.

«Quienes abrazan la idea de que el modelo de vida humana debe ser neutral en cuanto al género -que hemos nacido en pizarras en blanco y la sociedad nos prescribe roles de género- nunca han realizado la más mínima investigación sobre ciencia, historia o antropología» Camille Paglia

10. El feminismo liberal defiende la tolerancia, el respeto y la diversidad

Debemos entender que las sociedades son diversas y participan múltiples visiones. Es por esto que se requiere de diálogo sensato, de buena fe, transparente y racional en contraposición a las actitudes intolerantes.

«El feminismo individualista mira a hombres y mujeres y ve, antes que nada, seres humanos individuales con una humanidad común y compartida (…) La responsabilidad humana más básica es respetar las decisiones pacíficas que otras personas toman con sus cuerpos y sus bienes.» Wendy McElroy

El texto original fue publicado en Fundación para el Progreso. Descargue aqui formato PDF

Últimas Opinones
LiberLAB: Ideas que generan prosperidad

Seminario Internacional para líderes universitarios, promovido por el IEEP, con respaldo de la Universidad San Francisco de Quito y la Fundación Naumann para la Libertad Países Andinos, mantiene abierta convocatoria hasta 15 de agosto.

Apertura unilateral como alternativa de negociación

Este este texto B. Faidutti, busca responder a la pregunta "¿Con la apertura unilateral de bajar los aranceles y la eliminación de restricciones al comercio exterior ya no se necesitarían TLCs o negociaciones bilaterales entre naciones amigas?"

La internacionalización de la banca

Gabriela Calderón de Burgos

19/07/2019

Las ideas de libertad: el debate sigue

El reconocido autor de corriente liberal, C.A. Montaner, revisa porqué algunos promotores de esta tendencia se han mostrado reticentes al "espíritu libre" en la ensayística de la guatemalteca Gloria Álvarez.