¿Dónde está el paraíso laboral?

18/01/2019
Gabriela Calderón

Si nos guiamos por lo que dicen los líderes sindicales y muchos políticos, el paraíso laboral está donde hay menos flexibilidad laboral y donde las llamadas “conquistas sociales” han llegado más lejos. Estos serían países como Bolivia, donde tienen uno de los mayores niveles de estabilidad laboral (léase rigidez) del mundo. El infierno laboral estaría en países como EE.UU., que tiene el mayor nivel de flexibilidad, según los datos del Índice de Eficiencia del Mercado Laboral del Foro Económico Mundial (WEF).

Al parecer, los trabajadores no se han enterado. Alrededor del mundo vemos cómo votan con los pies migrando a países donde hay menos estabilidad laboral.

Bolivia está entre los quince países con mercados laborales más rígidos del mundo y es uno de los más inflexibles de América Latina, mientras que Chile está entre los 45 mercados laborales más flexibles del mundo y es el menos rígido de la región. Pero los venezolanos quieren llegar a Chile o a Perú. EE.UU. tiene el mercado laboral con menos estabilidad laboral, pues se ubica en la posición 1 de entre las 140 economías analizadas por el WEF, pero allá es donde quieren ir los migrantes mexicanos.

Adicionalmente, tome en cuenta que la Suiza donde vivió el presidente Moreno ostenta el segundo mercado laboral más flexible del mundo y Suecia, el paraíso de los socialdemócratas, se ubica en la posición 17.

Según el informe ‘Perspectivas económicas mundiales’, del Banco Mundial, el sector informal constituye alrededor de un tercio del PIB y un 70 por ciento del empleo en las economías de mercados emergentes. El informe indica que las economías con un sector informal más grande suelen registrar un menor nivel de productividad, un menor nivel de acumulación de capital físico y humano, y una tasa mayor de pobreza y desigualdad.

Enhorabuena, el Gobierno demuestra interés en una mayor apertura comercial. Pero mientras lo hace debe tener en cuenta un punto importante: las aperturas comerciales, si no son acompañadas de una reforma que flexibilice el mercado laboral, derivan a corto plazo en un aumento de la informalidad. Las reformas no operan en un vacío y es mejor que vayan acompañadas de otras que las complementen.

La apertura comercial provoca el desplazamiento de trabajadores desde industrias y empresas que no pueden competir frente a la oferta de servicios y productos extranjeros hacia las que sí lo pueden hacer y debe facilitarse esto haciendo que sea menos costoso contratar, que se reduzca el pasivo laboral y demás riesgos de contratar.

Brasil redujo aranceles a fines de los ochenta y noventa mientras que hizo más rígido su mercado laboral con la Constitución de 1988 y aumentó la informalidad en el corto plazo. En cambio, en Egipto la liberalización comercial se implementó en una atmósfera que respaldaba ese cambio mediante políticas de flexibilización laboral y la informalidad disminuyó.

El paraíso laboral imaginario de nuestra legislación deriva en escasas oportunidades de trabajo y en salarios reales por debajo de los que se ofrecen en países donde puede ser que no haya estabilidad laboral, pero es mucho más fácil conseguir un trabajo y obtener un salario más alto.

 

-Este articulo fue originalmente publicado en  El Universo  

 

Autor

Gabriela Calderón de Burgos es editora de ElCato.org, investigadora del Cato Institute y columnista de El Universo(Ecuador). Se graduó en el 2004 con un título de Ciencias Políticas con concentración en Relaciones Internacionales de la York College of Pennsylvania y en 2007 obtuvo su maestría en Comercio y Política Internacional de George Mason University. Desde enero del 2006 ha escrito para El Universo (Ecuador) y sus artículos han sido reproducidos en otros periódicos de Latinoamérica y España como El Tiempo (Colombia), La Prensa Gráfica (El Salvador), Libertad Digital(España), El Deber (Bolivia), El Universal (Venezuela), La Nación (Argentina), El Diario de Hoy (El Salvador), entre otros. Es autora del libro Entre el instinto y la razón (Cato Institute / Paradiso Editores, 2014). 

Últimas Opinones
Ecuador en posición #142 dentro de Indice de Calidad Institucional

El Ecuador está, entre 191 países que analiza el Indice de Calidad Institucional 2019, en una baja posición (#142) y con mala calificación (0.2949 sobre 1) en lo que a calidad de sus instituciones económicas y políticas se refiere. El estudio es elaborado por el economista Martin Krause, bajo los auspicios de RELIAL.

¿Socialismo en Estados Unidos?

Carlos Alberto Montaner

¿En qué se diferencian “derechas e izquierdas” dentro de las “democracias liberales”, en Estados Unidos y Europa? Sencillo: en el monto y destino de los impuestos. Pero ni siquiera hay grandes diferencias.

Cortar la electricidad no crea el paraíso

Jeremy A. Tucker editor de AIER comenta sobre los llamados “Peregrinos Políticos” (Political Pilgrims) suerte de "fanáticos ideológicos visitando países pobres arruinados por dictadores y declarando a los lugares ser utopías". Muchos de ellos se dejan ver hoy desde la arruinada Venezuela a través de sus "reportajes" multimedias curiosos sobre este fallido socialismo doméstico.

¿Quiénes leen? ¿Para qué leen?

José Javier Villamarín

¿Es la lectura un acto político? A decir de José Javier Villamarín en su artículo que anticipa una jornada electoral quizás poco ilustrada, sí lo es. Y citando a Aristóteles nos los reafirma: "Retomar los pasos de Aristóteles nos sale sobrando y mucho menos luego de una década de triste figura. La sustancia del pensamiento aristotélico se sitúa en su gran hallazgo como filósofo: ´el hombre, por su naturaleza, es animal político`, un animal cívico..."